RSE

Una profesión como legado

23
Dic 2019

Padre e hijo llevan más de una década trabajando juntos en las plantas de aglomerado de la compañía gallega Arias Infraestructuras

 

Fernando García García y su hijo Fernando García Guerrero comparten algo más que un nombre. El primero ha legado a su vástago el saber hacer, el respeto y el cariño por una profesión. Su profesión. Padre e hijo comparten el día a día ejerciendo juntos el mismo trabajo. Son los plantistas -los que manejan las plantas de aglomerado- de la compañía gallega Arias Infraestructuras. A sus 59, el mayor de los Fernandos carga con casi cuarenta años de experiencia en la compañía. El menor, de 31, lleva doce aprendiendo todos los pormenores del oficio. Y lo hace de una mano privilegiada: la de su padre. «Aquí lo que hacemos es mezclas asfálticas, que luego se echan sobre las carreteras», explica Fernando padre.
El funcionamiento de la fábrica y los pormenores del día a día hacen complicado la búsqueda de perfiles adaptados a las necesidades de las plantas de Arias. «El trabajo que hacemos requiere una formación muy específica. La gente que llega aquí para trabajar en la planta tiene que aprender el oficio prácticamente de cero», sentencia García García.
Y eso fue lo que, hace más de un decenio, hizo su hijo. García Guerrero llegó a la compañía en la que trabajaba su padre dispuesto a aprender el oficio: «Yo decidí que no quería estudiar más y me surgió la posibilidad de entrar en la empresa. Este fue mi primer trabajo», explica el más joven, un relato que apuntilla el progenitor: «Se le dio la oportunidad de empezar a trabajar en esta empresa y quién mejor que su padre para enseñarle todo lo necesario. Yo siempre trato de trasladar a todo el mundo todo lo que sé, pero sí que es cierto que cuando la persona que tienes en frente es tu hijo, vas a hacer todos lo posible para que sea el mejor en su trabajo».
Encontrar trabajadores
Estos dos plantistas de Arias reconocen que encontrar personal no es tarea sencilla. «No hay gente con preparación para ejercer aquí», por eso la formación de los profesionales cobra tanta importancia: «Este es un trabajo de mucha responsabilidad. Si nosotros fallamos, falla la obra. Cuando ellos nos piden que les fabriquemos una determinada mezcla asfáltica, tenemos que hacerlo lo antes posible porque de nosotros depende un equipo de transporte y otro de obra», explica García García, que expone el sinfín de conocimientos que debe tener un empleado de la planta de Arias: «Tienes que tener unas nociones de materiales, de inspecciones visuales, de medio ambiente, de calidad... En fin, de un montón de cosas muy diferentes».

Enlace a noticia: https://www.lavozdegalicia.es/noticia/economia/2019/12/23/profesion-legado/0003_201912G23P31991.htm

Compartir
Volver al listado
Esta web emplea cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra Política de cookies.